Tobacco Free Florida: Quiénes somos.

Gracias a un impresionante número de votos en la Florida, en noviembre de 2006 se aprobó una enmienda constitucional, Artículo X, Sección 27, que llamaba a restablecer un programa de educación y prevención del uso del tabaco. Este programa, Tobacco Free Florida (TFF, por sus siglas en inglés), realiza un esfuerzo integral para reducir el uso del tabaco en el estado. TFF es administrado  a través del Bureau para el Tobacco Free Florida (BTFF, por sus siglas en inglés) del Departamento de Salud de la Florida y opera con fondos derivados del acuerdo firmado con las principales compañías tabacaleras. Hoy en día, el programa trabaja con un presupuesto anual de aproximadamente $65 millones 1 (15 por ciento del fondo fiduciario de tabaco) que es asignado por la legislatura para prevenir que los jóvenes comiencen a consumir tabaco y para proporcionar servicios para dejar el tabaco, infraestructura y esfuerzos de mercadeo.

TFF comparte su mensaje mediante una campaña integral de medios, cuyo objetivo es disminuir el número de consumidores de tabaco en el estado. Esto lo logra a través de esfuerzos para evitar que individuos empiecen a consumir tabaco y para motivar a los consumidores actuales a que lo dejen. Su mensaje es vital para educar y cambiar el comportamiento social con respecto al uso del tabaco en la Florida, donde cada año más de 28,000 residentes mueren por fumar 2 ; y donde las enfermedades ocasionadas por el tabaco le representan al estado aproximadamente $19.6 mil millones en costos médicos y pérdida de productividad. 3

Los principios que nos guían.

Un mandato de la enmienda constitucional dicta que el programa debe seguir las Mejores Prácticas para Programas Integrales de Control del Tabaco de 2007, del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés). Esta guía ayuda a que los estados planeen y establezcan programas para el control del tabaco que sean responsables, sustentables, integrales y basados en evidencias, para prevenir y reducir el uso del tabaco. Siguiendo estos principios, TFF llega a millones de residentes de la Florida gracias a campañas publicitarias de gran impacto, políticas basadas en evidencia, cambios en las normas sociales y ambientales, recursos para dejar el tabaco, al grupo Estudiantes trabajando en contra del tabaco (SWAT, por sus siglas en inglés), iniciativas populares, redes sociales y relaciones públicas. TFF brinda información y recursos para ayudar a las personas que consumen tabaco a que lo dejen, y para evitar también que adolescentes y adultos jóvenes empiecen a consumir tabaco.

Resultados.

Los programas integrales para el control del tabaco funcionan. Entre el 2007 y el 2010, la tasa de fumadores adultos en la Florida disminuyó un 18.6 por ciento, cayendo a un 17.1 por ciento (muy por debajo del promedio nacional de 19.3 por ciento).  4 Esta disminución se traduce en una reducción de casi 500,000 fumadores adultos. 5 La tasa de fumadores en high school disminuyó a 14.5 por ciento, por debajo del promedio nacional de 17.2 por ciento, y el número de jóvenes que se han comprometido a nunca fumar aumentó, de 55 por ciento en el 2006 a 62.6 por ciento en el 2010. 6  En gran parte gracias a los esfuerzos del programa, se estima que tan sólo en este año habrá 300 muertes menos por enfermedades relacionadas con el tabaco. 7

Tobacco Free Florida está salvando vidas y ahorrándole millones de dólares a los contribuyentes de impuestos. La disminución en la cantidad de fumadores significó un ahorro estimado de hasta $4.2 mil millones en gastos médicos personales. 8 Al disminuir los gastos en cuidados médicos, hay más fondos disponibles para inversiones en negocios. 9  Con una fuerza laboral más saludable viene un aumento en productividad ya que hay menos ausencias por enfermedad, 10 los empleados se recuperan con mayor rapidez y hay menos enfermedades ocasionadas por el tabaco. Además, los ex fumadores ya no están gastando dinero en tabaco, por lo que pueden gastar ese dinero en otras cosas que beneficien a la familia. Finalmente, el expendio de fondos del programa TFF creó 1,291 trabajos en la Florida, que producen un total de $37.5 millones en ingresos laborales. 11

Un programa efectivo no sólo evita que los jóvenes empiecen a consumir tabaco y ayuda a que los consumidores dejen el tabaco, sino que también protege a los residentes de la Florida de la exposición al humo ambiental (o de segunda mano). Desde que se estableció el programa, más de 290,000 jóvenes en la Florida están viviendo en una casa donde ya no se fuma. 12

Referencias