advocacysmoke2_1342037071

Información para propietarios y administradores de propiedades

p>Las viviendas libres de humo no sólo son una creciente tendencia a lo largo y a lo ancho de los Estados Unidos; si consideramos que 8 de cada 10 adultos no fuma, también son una buena decisión desde el punto de vista empresarial.

Ahorra tiempo y dinero

Tener viviendas libres de humo puede reducir tus costos operativos y disminuir los gastos de rehabilitación de las unidades al eliminar la necesidad de reparar o reemplazar alfombras, pisos, accesorios, mostradores de la cocina y electrodomésticos dañados por quemaduras o manchas de nicotina. Los sistemas de ventilación se deterioran y rompen menos en unidades libres de humo. Al terminar un contrato de renta, las unidades libres de humo se mantienen desocupadas por menos tiempo ya que requieren menos preparación y pintura. También puedes ahorrar dinero con la gran cantidad de descuentos que ofrecen los seguros contra accidentes en la propiedad.

Protege a tus inquilinos

Pero la razón más importante es tu clara decisión de cuidar la salud y el bienestar de los residentes que viven en gran cercanía unos de otros. La única forma de proteger a tus inquilinos de los peligros del humo de segunda mano es implementar políticas para tener viviendas 100 por ciento libres de humo. Habitar viviendas libres de humo no sólo es más saludable, también es más seguro. Los incendios relacionados con cigarrillos son la causa principal de muertes por incendio. Los cigarrillos son el tipo de material principal involucrado en incendios residenciales provocados por fumar, son la causa del 87 por ciento de estos incendios. Además, un menor riesgo de incendio significa menores daños.

Estos son algunos de los pasos que puedes tomar para implementar reglamentos y lograr que tu edificio residencial sea una zona libre de humo.

  • Los propietarios y administradores de propiedades pueden añadir enmiendas a los contratos nuevos de arrendamiento, “reglas de la casa” o modelos de políticas de arrendamiento, en donde se establezca que se prohíbe fumar en el edificio.
  • Selecciona una fecha de implementación y notifica por escrito a todos los inquilinos (con 30 días de anticipación, por ejemplo). La notificación debe incluir una forma que debe ser firmada por el inquilino y todos los que ocupen la unidad donde reconozcan que han sido informados y están de acuerdo con el nuevo reglamento. Para los contratos de arrendamiento ya existentes, se puede instituir un período gradual de implementación.
  • No se recomienda implementar la cláusula de “derechos adquiridos” (conocida como “Grandfathering”) a las unidades donde habitan inquilinos que fuman. Hacerlo puede crear confusión entre los demás residentes sobre la aplicación y el cumplimiento del reglamento.
  • De ser necesario, establece un área para fumadores que se encuentre por lo menos a 50 pies de distancia del edificio. Esto evitará que el humo se filtre a través de puertas y ventanas, previniendo así cualquier tipo de recirculación del humo hacia el interior de las unidades. Asegúrate también de que el área para fumadores cuente con los receptáculos adecuados para tirar ceniza y colillas.
  • Coloca letreros de no fumar en las entradas, pasillos, áreas comunes y áreas exteriores para informar a los inquilinos, actuales y potenciales, sobre la política de no fumar del edificio.
  • Cuando anuncies unidades vacantes, incluye el reglamento de no fumar como parte de las amenidades que ofrece el edificio.
  • No fumadores y fumadores son bienvenidos por igual. Lo único que se está prohibiendo bajo la política de no fumar, es la acción de fumar en el edificio.
  • Para hacer cumplir el reglamento utiliza los mismos métodos de advertencia y notificación que usas para otros reglamentos y políticas, establece revisiones rutinarias y exige a los inquilinos que se hagan cargo de rehabilitar la unidad para volver a ponerla en condiciones de ser rentada.
  • Ofrece información sobre los programas para dejar de fumar a los inquilinos que fuman y a los que desean dejar de hacerlo. Pídeles que visiten www.tobaccofreeflorida.com o bríndales este folleto de Tobacco Free Florida y Quit Kit.

Crea viviendas libres de humo en la Florida

Tu oficina local del Tobacco Free Partnership puede ayudarte a comenzar

Contáctalos hoy