Ley del Aire Limpio en Ambientes Cerrados de la Florida

Proteger a los residentes de la Florida contra los efectos mortales del humo de segunda mano (SHS por sus siglas en inglés) es crítico cuando se trata de mantener sanas y felices a nuestras comunidades. La  Ley del Aire Limpio en Ambientes Cerrados de la Florida (FCIAA por sus siglas en inglés) fue promulgada en 1985 por la asamblea legislativa con la finalidad de proteger a las personas contra los peligros a la salud del humo de segunda mano. En 2003, la asamblea legislativa aprobó una enmienda que prohibía fumar en lugares de trabajo donde anteriormente se permitía fumar. Este fue un gran paso hacia la prevención de serios problemas de salud y muertes prevenibles que pudieran resultar de la exposición al humo de segunda mano. 

Debido a dicha enmienda, la ley de la Florida prohíbe fumar en la mayoría de los establecimientos públicos y privados, incluyendo restaurantes.  Si bien hay algunas excepciones, como bares con licencia de bebidas alcohólicas, tiendas minoristas de venta de tabaco y salones para fumar en aeropuertos, esta enmienda permite a las personas leer en una cafetería, almorzar con compañeros de trabajo o celebrar una fecha familiar especial sin verse expuestas a la mezcla mortal de las más de 7,000 sustancias químicas presentes en el humo del tabaco, 80 de las cuales, se sabe, producen cáncer.1

Fumar se define por ley como “la posesión de cualquier producto de tabaco que requiera ser encendido”, incluyendo cigarrillos, cigarros, tabaco en pipa y todo otro producto de tabaco que se encienda”. Según esta definición, el uso de productos de tabaco sin humo y el uso de cigarrillos electrónicos están exentos de la ley.

Los negocios y tiendas no siempre cumplen con la ley y esto puede acarrear serias consecuencias de salud, particularmente en niños, personas con problemas de salud y ancianos, todos estos grupos son más vulnerables a los efectos de la exposición al humo de segunda mano. Si reporta una violación a esta ley, usted podría cumplir un rol importante a la hora de velar por la salud de sus seres queridos y vecinos, apartándolos del tóxico humo de segunda mano. 

Ayude a proteger a las familias de la Florida del humo de segunda mano

Si ve a alguien fumando ilegalmente, reporte la violación a la Oficina de Tobacco Free Florida.

clicaquí para saber cómo

Infórmate

  • La Ley del Aire Limpio en Ambientes Cerrados de la Florida (FCIAA por sus siglas en inglés) protege a las personas del humo de segunda mano.
    • En noviembre de 2002, 71% de los votantes de la Florida aprobaron una enmienda constitucional, a nivel estatal, para prohibir a las personas fumar en ambientes cerrados de trabajo. La ley entró en vigencia el 1 de julio de 2003.
    • Ambiente cerrado de trabajo es cualquier sitio donde una o más personas trabajan y está cerrado con paredes y un techo.
    • La Ley del Aire Limpio en Ambientes Cerrados de la Florida estipula ciertas excepciones donde se permite fumar en interiores, incluyendo las residencias privadas que no sean usadas con fines comerciales, bares con licencia de bebidas alcohólicas, tiendas minoristas de venta de tabaco, salones de fumar para huéspedes en hoteles y moteles, programas para dejar de fumar y salones para fumar en aeropuertos.
  • Los floridanos siguen regularmente expuestos al humo de segunda mano. Este humo es una mezcla peligrosa de 7,000 sustancias y compuestos químicos, cientos de los cuales son tóxicos y por los menos 80 se sabe causan cáncer. 1
    • Existe evidencia irrefutable de que la implementación de ambientes 100 por ciento libres de humo es la única manera eficaz de proteger a la población contra los efectos dañinos de la exposición al humo de segunda mano.2
    • No existe un nivel de exposición que no implique riesgo cuando se trata del humo de segunda mano; hasta respirarlo en mínimas cantidades puede ser peligroso. 3
    • Crear áreas cerradas de no fumar en establecimientos que lo permiten, limpiar el aire, y ventilar los edificios no elimina el humo de segunda mano.4
  • La exposición al humo de segunda mano puede ocasionar enfermedad graves y hasta la muerte.
    • Desde 1964, 2.5 millones de no fumadores en los Estados Unidos han muerto por exposición al humo de segunda mano. 5
    • La exposición el humo de segunda mano está causalmente ligada a las enfermedades del corazón, el derrame cerebral, el cáncer de pulmón, las enfermedades de las vías respiratorias y el deterioro del funcionamiento pulmonar. 6
    • Cada año, entre los norteamericanos que no fuman, la exposición al humo de segunda mano ocasiona 33,000 muertes prematuras por cardiopatía 7 y alrededor de 3,400 muertes por cáncer de pulmón. 8 9
    • Los no fumadores que están expuestos al humo de segunda mano en el hogar o trabajo aumentar su riesgo de desarrollar una cardiopatía de un 25 a un 30 por ciento y de contraer cáncer de pulmón de un 20 a un 30 por ciento. 10
    • La inhalación de humo de segunda mano podría ser suficiente como para bloquear arterias y producir un ataque cardiaco en alguien que tenga las arterias tapadas sin saberlo.11
  • La exposición al humo de segunda mano es muy peligrosa para los niños.
    • Respirar el humo de segunda mano aumenta el riesgo de padecer problemas pulmonares, infecciones de oídos y asma severa en los niños.
    • Los niños pequeños expuestos al humo de segunda mano tienen un riesgo mayor de sufrir el Síndrome de Muerte Repentina (SIDS por sus siglas en inglés).12 Este síndrome ocasiona la muerte repentina, inexplicable e inesperada de bebés en su primer año de vida. Es la causa principal de muerte en bebés sanos. 13
    • El humo de segunda mano puede ocasionar un ataque de asma. Un ataque severo puede poner en peligro la vida del niño. 14
    • En los dos primeros años de vida, los niños expuestos al humo de segunda mano tienen un riesgo 50 por ciento mayor de padecer bronquitis o neumonía. 15
Referencias

1U.S. Department of Health and Human Services. How Tobacco Smoke Causes Disease: The Biology and Behavioral Basis for Smoking-Attributable Disease: A Report of the Surgeon General. Atlanta, GA: U.S. Department of Health and Human Services, Centers for Disease Control and Prevention, National Center for Chronic Disease Prevention and Health Promotion, Office on Smoking and Health, 2010.

2U.S. Department of Health and Human Services. How Tobacco Smoke Causes Disease: The Biology and Behavioral Basis for Smoking-Attributable Disease: A Report of the Surgeon General. Atlanta, GA: U.S. Department of Health and Human Services, Centers for Disease Control and Prevention, National Center for Chronic Disease Prevention and Health Promotion, Office on Smoking and Health, 2010.

3World Health Organization. “Protection From Exposure To Secondhand Tobacco Smoke Policy recommendations.” 2007.

4U.S. Department of Health and Human Services. The Health Consequences of Involuntary Exposure to Tobacco Smoke: A Report of the Surgeon General. Atlanta: U.S. Department of Health and Human Services, Centers for Disease Control and Prevention, Coordinating Center for Health Promotion, National Center for Chronic Disease Prevention and Health Promotion, Office on Smoking and Health, 2006

5U.S. Department of Health and Human Services. The Health Consequences of Involuntary Exposure to Tobacco Smoke: A Report of the Surgeon General. Atlanta: U.S. Department of Health and Human Services, Centers for Disease Control and Prevention, Coordinating Center for Health Promotion, National Center for Chronic Disease Prevention and Health Promotion, Office on Smoking and Health, 2006.

6National Center for Chronic Disease Prevention and Health Promotion, Office on Smoking and Health, 2014. Printed with corrections, January 2014.

7U.S. Department of Health and Human Services. The Health Consequences of Smoking—50 Years of Progress. A Report of the Surgeon General. Atlanta, GA: U.S. Department of Health and Human Services, Centers for Disease Control and Prevention, National Center for Chronic Disease Prevention and Health Promotion, Office on Smoking and Health, 2014. Printed with corrections, January 2014.

8U.S. Department of Health and Human Services. The Health Consequences of Smoking—50 Years of Progress. A Report of the Surgeon General. Atlanta, GA: U.S. Department of Health and Human Services, Centers for Disease Control and Prevention, National Center for Chronic Disease Prevention and Health Promotion, Office on Smoking and Health, 2014. Printed with corrections, January 2014.

9Centers for Disease Control and Prevention. Smoking-Attributable Mortality, Years of Potential Life Lost, and Productivity Losses—United States, 2000–2004. Morbidity and Mortality Weekly Report 2008;57(45):1226–8 [accessed 2013 June 10].

10American Cancer Society. Cancer Facts and Figures 2013. Atlanta: American Cancer Society, 2013 [accessed 2013 Feb 10].

11U.S. Department of Health and Human Services. The Health Consequences of Involuntary Exposure to Tobacco Smoke: A Report of the Surgeon General. Atlanta: U.S. Department of Health and Human Services, Centers for Disease Control and Prevention, Coordinating Center for Health Promotion, National Center for Chronic Disease Prevention and Health Promotion, Office on Smoking and Health, 2006

12U.S. Department of Health and Human Services. A Report of the Surgeon General: How Tobacco Smoke Causes Disease: What It Means to You. Atlanta: U.S. Department of Health and Human Services, Centers for Disease Control and Prevention, National Center for Chronic Disease

13Prevention and Health Promotion, Office on Smoking and Health, 2010

14Anderson, H.R. and D.G. Cook. 1997. Health Effects of Passive Smoking-2: Passive Smoking and Sudden Infant

15American Academy of Pediatrics, Task Force on Sudden Infant Death Syndrome. The Changing Concept of Sudden Infant Death Syndrome: Diagnostic Coding Shifts; Controversies Regarding the Sleeping Environment; and New Variables to Consider in Reducing Risk. Pediatrics 2005;116(5):1245–55 [cited 2013 June 10].

16U.S. Department of Health and Human Services. ―The Health Consequences of Involuntary Exposure to Tobacco Smoke: A Report of the Surgeon General.‖ U.S. Department of Health and Human Services, Centers for Disease Control and Prevention, National Center for Chronic Disease Prevention and Health Promotion, Office on Smoking and Health, 2006