Si quieres dejar de fumar ahora, haz clic aquí o sigue leyendo sorprendentes historias que forman parte de nuestra campaña.

Esta campaña presenta a personas reales que sufren debido a que han fumado y a la exposición al humo de segunda mano. Sus historias son reales, el mensaje: deja de fumar ya. O mejor aún, no empieces. No dejes que sus historias se conviertan en la tuya: deja de fumar hoy.

La historia de
Jessica

No es fácil ser madre soltera y para Jesssica es, sin duda, todo un desafío. Ella no sólo estudia, trabaja en un banco y juega handball, deporte en el que compite a nivel nacional, sino que, esta mujer de 28 años, es madre de un niño que sufre asma grave.
El hijo de Jessica, Aden, tenía 3 años cuando le diagnosticaron asma. Aunque Jessica nunca fumó, muchos de los ataques de Aden se debieron a la exposición al humo de segunda mano. La mamá de Jessica que cuidaba a Aden durante el día, mientras Jessica trabajaba, era fumadora.
Desafortunadamente, en ese entonces Jessica desconocía la relación entre el humo de segunda mano y el asma.
Para dejar de fumar ahora, haz clic aquí.

La historia de
Jessica

No es fácil ser madre soltera y para Jessica es, sin duda, todo un desafío. Ella no sólo estudia, trabaja en un banco y juega handball, deporte en el que compite a nivel nacional, sino que, esta mujer de 28 años, es madre de un niño que sufre asma grave.
El hijo de Jessica, Aden, tenía 3 años cuando le diagnosticaron asma. Aunque Jessica nunca fumó, muchos de los ataques de Aden se debieron a la exposición al humo de segunda mano. La mamá de Jessica que cuidaba a Aden durante el día, mientras Jessica trabajaba, era fumadora. Desafortunadamente, en ese entonces Jessica desconocía la relación entre el humo de segunda mano y el asma.
Para dejar de fumar ahora, haz clic aquí.

Lee más historias del Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC).