Ayuda a alguien a mantenerse libre del tabaco.

Como parte de la red de apoyo de una persona, tú juegas un papel importante en su esfuerzo por dejar de fumar. Aunque la decisión de dejar de fumar y de no recaer sea de ellos, hay mucho que tú, como persona de apoyo, puedes hacer para ayudarlos

No existen instructivos ni listas de reglas que enseñen cómo apoyar y ayudar a alguien a dejar de fumar. Algunos consejos funcionarán mientras que otros no; cada persona tiene un proceso diferente para superar su adicción a la nicotina.

Sí es importante saber que hay una serie de cosas que no ayudan: no los presiones, no te quejes de su malhumor ni de sus ataques de ira mientras están tratando de dejar el tabaco; tampoco monitorees la cantidad de cigarrillos que se han fumado. Recuerda que, al final, la decisión de dejar el tabaco recae en la persona. Tu tarea es apoyarla y ayudar a que le sea más fácil dejar de fumar.

¿Y qué hay de las posibilidades de una RECAÍDA? Haz clic aquí para obtener más información.

up_1337196975

Cómo ayudar a alguien a dejar de fumar.

Dejar el tabaco es sumamente difícil. Tómate un tiempo para entender lo que enfrenta esa persona. Para obtener más información sobre los síntomas que pudieran presentarse mientras está dejando el tabaco, haz clic aquí.

 

Acepta que vas a tener que tolerar malos humores e irritabilidad mientras tu ser querido está pasando por el proceso de abstinencia. Recuérdale (y a ti mismo también) que ésta es sólo una parte temporal del proceso.

 

Es muy importante premiar a la persona. Usa palabras de aliento y, junto con otros familiares y amigos, planeen recompensas para celebrar momentos clave del proceso de dejar de fumar. Usen el dinero que la persona ha ahorrado al no comprar cigarrillos.

 

Ayuda a tu ser querido a pensar en actividades saludables que sustituyan la presencia del tabaco en su vida. Éstas pueden ser comenzar un nuevo plan de ejercicios o un pasatiempo saludable.

 

Expresa la confianza que tienes en su capacidad de dejar el tabaco.

 

Ayuda a distraerlo de las ganas de encender un cigarrillo. Puedes sugerirle que salgan a caminar o que vayan a cenar a un restaurante donde se prohíba fumar, también puedes entablar una conversación que no tenga nada que ver con el tabaco.

 

Felicítalo cada vez que alcance una meta, ya sea que lleve una semana o un mes sin fumar.

up_1337196975

Qué es lo que no debes hacer.

Aunque premiar a la persona con regalos pequeños pueda parecerte una buena idea, evita darle incentivos para que deje de fumar. Es más efectivo recordarle que puede usar el dinero que ha ahorrado al no comprar cigarrillos para recompensarse.

 

No le des un sermón sobre los efectos dañinos del tabaco en el organismo. En vez, recuérdale los beneficios de dejarlo.

 

Nunca critiques lo que percibes como falta de voluntad. No olvides que la nicotina es sumamente adictiva.

 

Nunca le des un ultimátum.

 

No dudes de su deseo o capacidad de dejar el tabaco de forma permanente.

 

No fumes cuando estés con familiares o amigos que están tratando de dejar de fumar y aliéntalos a que se alejen de otros fumadores mientras sigan experimentando una imperiosa necesidad de encender un cigarrillo.

*A lo largo de este sitio se hace referencia al uso del cigarrillo, esto es simplemente porque la mayoría de los consumidores de tabaco son fumadores. Sin embargo, todas las estrategias pueden ser aplicadas con los mismos resultados por personas que consumen productos de tabaco sin humo.